Press "Enter" to skip to content

Sentencia de Félix “el Cano” Delgado: para comer de la pechuga

No todo lo que nos parece malo en las sentencias que dictan los tribunales a base de declaraciones de culpabilidad preacordadas —aquellas en las que el fiscal y la defensa han negociado la sentencia más apropiada a sus respectivos intereses—, es atribuible a un mal uso de la discreción de sus jueces.

Source: elnuevodia.com

Be First to Comment

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *