Press "Enter" to skip to content

La deportividad de sacarse los ojos

Basta que el director del FBI en Puerto Rico haya afirmado que las gangas dedicadas al trasiego de armas y drogas operan desde galleras, para que se levante una ola de indignación entre las almas “liberales” y de pretendido amor patrio: si la metrópoli prohíbe las peleas de gallos, es porque esas peleas son parte de la identidad del país y las quieren suprimir para invisibilizarnos, con la complicidad del bipartidismo corrupto.

Source: elnuevodia.com

Be First to Comment

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *